"Pensé que iba a morir": el espeluznante recuerdo de Vingegaard de su caída en la Vuelta al País Vasco

0
"Pensé que iba a morir": el espeluznante recuerdo de Vingegaard de su caída en la Vuelta al País Vasco

Jonas Vingegaard pelea estos días por el Tour de Francia, una lucha que hace apenas unos meses parecía imposible tras la dura caída sufrida en la Vuelta al País Vasco, un accidente que le dejó gravemente lesionado y que le hizo pensar en la muerte y en la retirada del ciclismo.

«Fue tan grave que pensé que iba a morir. Y cuando estaba allí tumbado, pensé que si sobrevivía a esto, dejaría el ciclismo. Pero ahora estoy aquí sentado», dijo Vingegaard a los periodistas en el día de descanso del Tour de Francia, en el que está reapareciendo tras esa duro accidente.

En la caída también se vieron implicados el belga campeón del mundo Remco Evenepoel y el líder de la carrera en ese momento, el esloveno Primoz Roglic. Varios corredores se cayeron en una rápida curva de derechas en bajada, unos 35 kilómetros antes de la meta de Legutio, y se deslizaron hasta una zanja de hormigón.

El danés sufrió una fractura de clavícula y varias costillas rotas, además de un neumotórax, que fue la mayor secuela que le dejó el accidente, del que afortunadamente ya se encuentra plenamente recuperado.

Actualmente es tercero en la clasificación general del Tour de Francia, a 1:15 del líder, Tadej Pogacar, tras la primera semana, una situación prácticamente ideal para él después de esa caída, que no solo puso en peligro su presencia en esta prueba, sino su carrera profesional, y según sus palabras, también su vida.

El ganador de las dos últimas ediciones del Tour dijo que está «contento» de estar a este nivel en el Tour después de sólo un mes y medio de preparación. Pero no ocultó que «los pensamientos sobre un posible final de carrera fueron breves, pero muy claros». Sobre todo porque su esposa, Trine Hansen, también estaba muy asustada por la caída.

No creo que tenga problemas en las bajadas

«Mi familia siempre estuvo a mi lado y me dio mucho apoyo. Pero sí, Trine (Hansen) también pensó que me iba a morir cuando estaba allí tendido en el suelo», reconoció.

Afortunadamente, el corredor señaló que este grave accidente no le ha provocado miedo en los descensos, aunque sí le costó «algunos esfuerzos volver a correr los mismos riesgos que antes de la caída». «Creo que ya lo he superado. Fue un reto para mí, pero ahora no creo que tenga problemas con las bajadas», concluyó.

Deja una respuesta